Veinte años de Seguridad Humana

Veinte años de Seguridad Humana

“Nada personal…
Todo público”

*Fuensanta Medina Martínez

Orientada por los principios de la Carta de las Naciones
Unidas, la Seguridad Humana “el derecho de las personas
a vivir en libertad y con dignidad, libres de la pobreza y de la
desesperación… a disponer de iguales oportunidades para
disfrutar de todos sus derechos y a desarrollar plenamente su
potencial humano”.
(párrafo 143 del documento final de la Cumbre 2005)

Durante la Conferencia Mundial del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en 1994, y con base en el Documento sobre Desarrollo Humano, se empezó hablar de manera sistemática de la Seguridad Humana desplazando a la Seguridad Nacional y al Estado-Nación como eje rector de la Seguridad para poner al individuo en el centro de la atención de éste nuevo concepto, a la luz de los grandes fenómenos trasnacionales que inciden de manera directa sobre el hombre reconociendo además, su enorme vulnerabilidad en el siglo XXI.

Desde su inicio, el Sistema de Naciones Unidas particularmente bajo la dirección de Kofi Annan en 1997, junto con un grupo de países encabezados por Canadá, Japón y Noruega, se dieron a la tarea de adoptar el concepto de Seguridad Humana no sólo como un principio ético-filosófico, sino también como un instrumento para prevenir y resolver los grandes retos de la humanidad hacía el nuevo siglo, mismos que en buena parte quedaron registrados en los Compromisos del Milenio.

Para Marzo de 1999 el Gobierno de Japón y las Naciones Unidas establecieron el Fondo Fiduciario para la Seguridad Humana dependiente de la Oficina del Contralor de las Naciones Unidas. Al día de hoy dicho Fondo Fiduciario, ha financiado aproximadamente ochenta proyectos en todo el mundo incluido México.

También en 1999 se establece la Red de Seguridad Humana integrada por un grupo de Ministros de Relaciones Exteriores de 13 países a saber: Austria, Canadá, Chile, Costa Rica, Eslovenia, Grecia, Irlanda, Jordania, Malí, Noruega, Suiza y Tailandia.

Ya en el Siglo XXI (año 2001) se establece la Comisión de Seguridad Humana como un órgano independiente presidido conjuntamente por la Alta Comisionada de la ONU para los Refugiados, Sadako Ogata y el Premio Nobel de economía Amartya Sen para movilizar el apoyo de la Comunidad Internacional en la promoción y comprensión de éste nuevo enfoque.

A pesar de lo amplio que puede parecer a primera vista el concepto de Seguridad Humana, en sus dos dimensiones: libertad frente al temor (freedom from fear) y libertad frente a la necesidad (freedom from want), su importancia radica en que está dirigida a las personas, es integral y multisectorial; contextualizada y de carácter preventivo aunque también resolutivo.

Al propio tiempo, plantea las posibles amenazas para el ser humano las cuales están tipificadas en el siguiente orden: pobreza persistente (seguridad económica), hambre (seguridad alimentaria), enfermedades infecciosas mortales, alimentos no seguros, desnutrición o falta de acceso a cuidados sanitarios básicos (seguridad sanitaria); degradación medioambiental, agotamiento de recursos naturales, desastres naturales y contaminación (seguridad medioambiental); violencia física, delitos, terrorismo, trata, mano de obra infantil (seguridad personal); tensiones étnicas, religiosas o causadas por otras identidades (seguridad comunitaria); represión policial, abusos o violación de derechos humanos (seguridad política).

En los últimos veinte años la Comunidad Internacional se ha ocupado de difundir una comprensión más amplia de la Seguridad, con aportaciones de los Gobiernos, las Organizaciones No Gubernamentales, los grupos de la Sociedad Civil y también de los académicos. Así, el concepto de Seguridad Humana reorienta la atención de los Estados y de la Comunidad Internacional hacía una nueva concepción del desarrollo en donde están presentes la supervivencia, los medios de subsistencia, los derechos humanos y la dignidad de la persona como la base para alcanzar la paz, el desarrollo y el progreso de la humanidad.

Hoy en día sociedades tan avanzadas como Japón, Canadá -aunque con enfoques distintos- los países nórdicos y muchos países en vías de desarrollo han adoptado el concepto de Seguridad Humana como hilo conductor de su Política Exterior.

Bajo cualquiera de sus modalidades, en su versión amplia o restringida la Seguridad Humana, supone una aproximación ética al problema del desarrollo y un valioso instrumento en la elaboración y evaluación de políticas públicas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s