MOVILIDAD HUMANA EN MÉXICO

“Nada personal…

Todo público”

El pasado 18 de agosto en la Ciudad de México el Relator Especial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Felipe González, hizo público el informe  sobre “Los Derechos Humanos de los Migrantes y otras personas en el contexto de la Movilidad Humana en México”.

Este documento arroja importantes resultados sobre las investigaciones y visitas de trabajo a nuestro país, que el Organismo Internacional realizo de 2008 a 2013, para conocer de primera mano la situación de los migrantes internacionales y de los desplazados, en nuestro país. “En la actualidad México se caracteriza por ser un país de origen, tránsito, destino, y cada vez con mayor intensidad de retorno de migrantes. La dimensión que tienen estos fenómenos hacen que México sea, dentro del continente americano, el país que refleja de forma más clara el carácter pluridimensional de la migración internacional.”

De hecho, México es en la actualidad la segunda Nación a nivel mundial con mayor migración internacional. Se estima que más del 10% de la población total de nuestro país vive fuera de nuestras fronteras. De los 46 millones de inmigrantes que viven en los Estados Unidos de América, aproximadamente 13 millones de ellos provienen de nuestro país, lo cual significa que 1 de cada 3 migrantes en Estados Unidos es mexicano.

Al respecto, es muy relevante este dato sobre todo si se considera que a partir del 11 de septiembre del 2001, al propio tiempo que la agenda internacional fue como se dice seguritizada, la frontera de Estados Unidos con nuestro país quedo prácticamente sellada, esgrimiendo que la seguridad nacional de los Estados Unidos de América no podría correr nunca más el riesgo de nuevos actos terroristas como lo ocurrido aquella mañana en Nueva York, Washington D.C. Y Pennsylvania hace trece años.

A mayor abundamiento, como consecuencia de la crisis económica mundial de 2008 y 2009 que tuvo repercusiones muy severas en la economía estadounidense, el incremento de las detenciones y deportaciones de inmigrantes mexicanos por parte de las autoridades de ese país, alcanzaron en el lapso de 2008 al 2012 la cifra histórica de 2, 423,399 repatriaciones. De esta cifra sólo en el 2012, se llevaron a cabo 369,492 deportaciones de mexicanos desde Estados Unidos, de los cuales 17,129 eran niños, niñas y adolescentes, de acuerdo al informe de la CIDH. Por ello se afirma que a partir del 2008 la migración mexicana a Estados Unidos empezó a decrecer de manera constante hasta el punto,  que hoy en día las entradas de migrantes indocumentados son prácticamente las mismas que las deportaciones que se realizan. “Esta caída en la migración neta de mexicanos representa la primera disminución significativa de la migración irregular mexicana hacia Estados Unidos en las dos últimas décadas” (Pew Reserch Center, Washington D.C. 2012).

Por lo que respecta a nuestro país, según el informe, durante el 2012 México deporto 79,643 migrantes indocumentados, de los cuales 77,733 provenían de Centroamérica. Estas deportaciones representaron un incremento cercano al 30% con respecto al 2011. Dicho documento también destaca que la mayor parte de los extranjeros deportados desde nuestro país eran nacionales de diversos Estados del continente americano, aunque también hubo deportaciones de nacionales de países de África, Asía y Europa.

El otro aspecto muy importante de la movilidad humana en México se refiere al desplazamiento interno. De acuerdo a las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, para el año 2010, México contaba con 3,290,310 desplazados como resultado de la violencia; de diversos tipos de acoso y extorsión; por razones medioambientales y también económicas. Esto es especialmente cierto en el caso de los jornaleros agrícolas que emigran de los municipios con muy alta marginación, empobreciendo aún más sus lugares de origen. En esta última condición se encuentran de manera destacada las entidades de Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Morelos, Hidalgo, Puebla, Michoacán, Durango, Guanajuato, Zacatecas, Nayarit, Veracruz, San Luis Potosí y algunas zonas de Chihuahua y Sonora.

Finalmente, es pertinente destacar que en el muy corto plazo, el Estado mexicano se verá compelido a abordar con la mayor profundidad y utilizando todos los recursos a su alcance, la problemática de los migrantes internacionales y de los desplazados internos anteponiendo la seguridad de las personas y de sus derechos humanos a la Seguridad de Nacional.

*Fuensanta Medina Martínez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s