El investigador José Luis Lezama, académico de El Colegio de México presentó su libro Política energética y sustentabilidad, como parte de las actividades del décimo octavo aniversario de El Colegio de San Luis

El investigador José Luis Lezama, académico de El Colegio de México reconoció que la estrategia de política ambiental del gobierno mexicano es insuficiente porque se requiere que las familias aprendan a ahorrar energía y que las normas en esa materia realmente se cumplan.

José Luis Lezama es profesor e investigador del Centro de Estudios Demográficos Urbanos y Ambientales (CEDUA) del COLMEX y presentó el pasado martes en El Colegio de San Luis,  su libro Política energética y sustentabilidad. La estrategia mexicana de ahorro y eficiencia de energía eléctrica en los hogares y la experiencia internacional.

En el marco de los eventos conmemorativos del décimo octavo aniversario se realizó la presentación editorial encabezada por la presidenta del COLSAN Isabel Monroy Castillo y por el investigador, Mauricio Guzmán Chávez, quien en su intervención comentó que la obra presenta la ambivalencia  de una política energética mexicana moderna,  pero que se detiene cuándo hay que dar pasos decisivos hacia la diversificación y la transición energética.

Por su parte, el autor dijo que se debe repensar el uso de las energía renovables sobre todo los biocombustibles dado que afectan la producción de alimentos por privilegiar la producción de biocombustibles para automóviles. Por ello -dijo-“debemos modificar nuestros patrones de vida”.

En entrevista con algunos medios de información, consideró que la política mexicana de ahorro de energía ha tenido algunos alcances positivos porque el  país no tiene capacidad para producir más, dado que es de alto costo y contaminante.

Citó como ejemplo la producción de electricidad por medio de hidroeléctricas o a través de hidrocarburos, “de todas maneras hay problemas de contaminación”, por ello consideró que la “mejor estrategia” es ahorrar energía y en eso ha funcionado la política del gobierno federal, porque dijo “inducen al ahorro”.

Sin embargo reconoció que entre las limitaciones es de esa política de ahorro de energía destaca que hacen falta programas para educar a los consumidores para que éstos cambien sus prácticas cotidianas y con ello el “consumo irracional” de energía.

Admitió que si hay políticas publicas y reglamentos en la materia y se refirió al caso de los que existen para la promoción dela vivienda eficiente, sin embargo, “están incompletos” y hay que perfeccionarlos. Además dijo, no se cumplen y se requiere que los inspectores puedan verificar que en los complejos de vivienda masiva –por ejemplo- si se aplica la normatividad aunque le cueste un poco más al constructor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s