El cambio climático modifica hábitos de vida

IMG_2463

El cambio climático obliga a cambiar hábitos de vida: alimentos, tipos de empleo, costumbres, entre otros, así lo advirtió la investigadora Elisabeth Huber-Sannwald, titular de la División Ciencias Ambientales, del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICyT) al ofrecer una conferencia en el marco del Coloquio de la Maestría en Gestión Sustentable del Agua que organizó El Colegio de San Luis.

Inició el Coloquio de la MAGESA, con la conferencia “Valores ocultos de la naturaleza y los servicios que brindan los ecosistemas al ser humano” impartido por la doctora en ecología de ecosistemas, Elisabeth Huber-Sannwald.

8344948151_f6c902e070_bEn su exposición precisó que como especie humana dependemos de los bienes y servicios que proporciona la naturaleza y no hay mayor opción que conservarla porque el planeta es nuestro hábitat y “no podemos escapar de él”.

Dijo que el cambio climático modifica la forma de aprovisionamiento de bienes y servicios que la naturaleza proporciona y señaló que “los científicos estamos obligados a hacer conciencia de ello difundiendo el estado actual de los ecosistemas”.

Agregó que este planeta es una maquinaria compleja compuesta de litosfera, hidrósfera, biósfera y atmósfera conformada de seres vivos, suelos y climas que se relacionan entre sí, en un ambiente específico, son “complejos ecosistemas que funcionan a nivel global y sus cambios o modificaciones repercuten en todo el sistema”.

Recordó que el ecosistema es afectado por el clima, la geología y su influencia en la formación de suelos, la topografía y su efecto en la cantidad de energía solar, viento, lluvias y por el régimen de perturbaciones naturales como la intensidad, duración y frecuencia de huracanes o incendios.

inundacion_4El ser humano en los últimos siglos se ha expandido por diversas regiones disparando su número, esto implica, dijo, un mayor espacio para vivir   y un consumo mayor de bienes, lo que comprende desforestación, cambio de uso de los suelos y la extinción de especies, “impactos que repercuten sobre los ecosistemas.”

La investigadora Huber-Sannwald señaló que globalización ha disparado esta dinámica ya que ahora los recursos que necesitan las grandes metrópolis son extraídos a otras regiones lejanas, satisfaciendo sus necesidades en detrimento y repercusión del hábitat local.

Consideró necesario la difusión generalizada, desde la escuela primaria, del conocimiento sobre el funcionamiento y las repercusiones que se dan en los cambios a la biodiversidad local y global,   “ya que una buena percepción redundara en los valores de aprecio y cuidado de estos bienes “.

Añadió que las repercusiones en los ecosistemas naturales influyen de manera   directa en los sistemas antropogénicos, como lo es la escasez de los alimentos o del agua, pero además de manera indirecta, repercuten en nuestro modo de vida.

Como ejemplo citó los grupos indígenas que se han desarrollado en un ecosistema particular, un cambio en éste implica repercusión en el consumo, en su actividad económica, en el empleo, en sus hábitos culturales, costumbres   y transmisión de conocimientos.

El Coloquio de la Maestría en Gestión Sustentable del Agua (MAGESA)   continuará el viernes 12 de junio con la presentación de resultados de investigación de tesis de los alumnos de este posgrado del COLSAN, informó el coordinador del Programa Académico Agua y Sociedad, Francisco Peña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s