Elecciones en los Estados Unidos de América Segunda parte

San Luis Potosí, S.L.P., a 03 agosto de 2016

“Nada personal…
Todo público”

*Fuensanta Medina Martínez

El pasado 27 de Julio, finalmente se dio la nominación de la señora Hillary Clinton, como candidata demócrata a la Presidencia de los Estados Unidos de América. Sin duda es un hecho histórico porque de llegar a la Casa Blanca, será la primera mujer que ocupe tan alta magistratura desde la fundación de ese país.

Otro hecho importante de la campaña presidencial de 2016, lo constituye el fenómeno de la migración, el cual ha ocupado un lugar preponderante a lo largo de toda la campaña. Esto no sólo ocurre en Estados Unidos sino también en Europa, y desde luego fue uno de los principales motivos que orillaron al pueblo inglés a tomar la decisión de salir de la comunidad europea.

Paradójicamente algunos políticos y hasta algunos estudiosos de Ciencias Sociales, han expresado que la relación con México no es necesariamente uno de los asuntos estratégicos que ocupe la atención prioritaria de Washington por decirlo de alguna manera. Sin embargo, una apreciación de este tipo, a la luz de la presente campaña y, por los cuatro temas fundamentales que deberían estar presentes en la agenda bilateral, a saber: seguridad, migración, energía y educación, creer ellos y nosotros que la vecindad geográfica y que la cooperación entre los dos países NO es un tema estratégico, podemos considerarlo un grave error.

En este sentido, la candidata demócrata ha hecho también de la migración el problema central de su campaña comprometiéndose a que de llegar a ser electa, va a abordar e intentar resolver el asunto de la reforma migratoria en sus primeros cien días en la Casa Blanca.

Al igual que en el pasado, el tema central del fenómeno migratoria lo constituye la presencia de aproximadamente doce millones de indocumentados en aquel país. En este sentido, la campaña demócrata señala que buscarían una reforma migratoria que otorgara la ciudadanía a dichos migrantes indocumentados. Algunos analistas han dejado ver que la candidata podría inspirarse en el plan del Senado del 2013, en el que, se mostraban los resultados económicos positivos de la reforma. En aquella ocasión la oficina de presupuesto del Congreso de los EUA señaló que una regularización migratoria de alguna cifra importante de indocumentados, reduciría el déficit federal a ciento noventa y siete millones de dólares en la primera década.

Desde el inicio de la campaña demócrata 2016, Hillary Clinton ha expresado que dará continuidad a la política migratoria del Presidente Obama y tratara de expandir los programas que incluyan a los padres de los niños nacidos en suelo estadounidense. Al respecto, hay varias organizaciones civiles y grupos de especialistas que señalan que Hillary Clinton no tiene ninguna intención de reducir la detención, deportación o “salida voluntaria” de miles de indocumentados. En este mismo sentido consideran que de no haber una reforma migratoria importante, difícilmente el nuevo gobierno-de ser demócrata-, hará posible que todos los inmigrantes indocumentados puedan tener servicios médicos.

En este mismo contexto, un hecho importante que tanto el nuevo gobierno de los Estados Unidos, como el actual gobierno mexicano, debería de tener en la agenda bilateral inmediata, sería dotar de contenido al famoso acuerdo paralelo del TLC en materia laboral, mismo que prácticamente ha sido letra muerta para los dos países durante estos años.

Otro tema importante que incide en la migración, es el tema de la educación binacional. Al respecto se señala que los trabajadores mexicanos indocumentados son personas que no cuentan con las habilidades o competencias para tener mejor situación laboral, y para integrarse plenamente a la sociedad estadounidense. Sin embargo, lo cierto es que estos trabajadores mexicanos de enormes jornadas en condiciones laborales por demás críticas, constituyen para los Estados Unidos una fuente de riqueza incalculable que ha hecho menos dura la recisión económica por la que atraviesa ese país desde hace ya varios años y por otra, esos mismos trabajadores constituyen para México el más grande componente del Producto Nacional Bruto, ya que según cifras del Banco de México ingresaron al país trece mil ciento cincuenta y seis millones de dólares este año por concepto de remesas. Luego entonces me pregunto ¿no debería ser el tema prioritario también para México el tema de la migración mexicana hacia ese país y tener ya una propuesta específica para el próximo gobierno de los EUA, independientemente de la plataforma ideológica de quien llegue a la Casa Blanca y al Capitolio?.

tlmd_migracion_mexico_usa.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s