Un viaje de Heródoto

Maestría en Historia (10ª promoción)

_MG_9084 copia.jpg

Muy buenas tardes a todos los presentes:

Hoy es el día no en que se cierra, sino en el que inicia un nuevo ciclo en nuestras vidas. Llegar aquí no ha sido tarea fácil, pero mirando en retrospectiva el tiempo ha corrido veloz, y ahora parece que fue ayer que comenzábamos la maestría. Nuestros primeros momentos fueron un intento de unificación de once estados mexicanos y una isla caribeña en un sistema de entendimiento común. Los intercambios de experiencias, referencias, los chistes y las explicaciones de estos, fueron logrando una cohesión, una armonía de 17 personas muy diferentes entre sí, que siempre fomentaron un clima de cordialidad y respeto en clase que nos permitió dialogar, incluso acaloradamente. Lograr un discurso a nombre de todos tampoco es empresa fácil. ¿Cómo expresar en diez minutos 17 opiniones, y cómo hablar de 17 experiencias a lo largo de dos años?

En el proceso de nuestra formación como maestros en historia, en que hemos dado tropiezos y vuelto a levantar, damos gracias a todos los que han hecho posible esta etapa y nos han acompañado. En primer lugar, pero sin ánimo de jerarquizar, agradecemos a Conacyt, por la oportunidad de dedicarnos plenamente a esta noble tarea de estudiar y por ayudarnos a contribuir al conocimiento histórico. Al Colegio, que nos ha ofrecido la comodidad de sus instalaciones, su paz, su intimidad. Y gracias, claro, a los profesores que se atrevieron a aceptarnos en el posgrado, gracias por haber confiado en cada uno de nosotros.

A lo largo nos sufrieron en las aulas, gracias y disculpas. Gracias por todo el conocimiento transmitido, pero disculpas por someterlos a opiniones y argumentos a veces no tan certeros; a exposiciones de horas (monólogos más bien); a bromas fuera de lugar… disculpas por haber incurrido muchas veces en un exceso de imaginación histórica, o en una ausencia total de ella. A los profesores cuyos chistes nunca entendimos, no tenemos nada que decirles, seguimos tratando de entender… A los que nos han sufrido doblemente, en calidad de profesor y de director de tesis, un agradecimiento especial. A los tutores que ya no tenemos al lado, gracias por ese primer impulso, el decisivo. Al personal de docencia, finanzas, cómputo, biblioteca (sobre todo Araceli y José Luis), gracias por todos los trámites y servicios a los que fueron sometidos y que tan diligentemente cumplieron.

No se trata de retirarnos hoy de este salón con lágrimas a borbotones, despidiéndonos para siempre de aquellos que se alejan. No. Hoy estamos más cerca que nunca unos de otros. Hoy nos sabemos una gran comunidad académica. Hoy festejamos esta etapa. Hoy brindamos por las madrugadas sin dormir. Hoy brindamos por las noches heladas en salones de cristal, cuando no nos rendíamos ante el cansancio, porque, quién se rinde en un viaje de Heródoto. Festejamos, en fin, porque en su primera acepción en la RAE; festejar es celebrar, y celebramos los logros. No ha sido fácil, es cierto, pero hoy festejamos por fin

 

Muchas felicidades a todos los egresados.

En nombre de nuestra 10ª Promoción, gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s