Congreso Nacional de Historia Colonial, revisión histórica necesaria para entender a las sociedades hispanoamericanas de hoy

El Colegio de San Luis y la Universidad Autónoma de San Luis Potosí llevaron a cabo, del 27 al 29 de septiembre, el III Congreso Nacional de Historia Colonial La Monarquía Hispánica en América, con la participación de 60 expositores, entre los que se contaron estudiantes de licenciatura, de posgrado e investigadores consumados de universidades e institutos nacionales e internacionales.

Este evento –en el cual colaboraron la Red Columnaria, y las Universidades Autónomas de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Zacatecas y la Michoacana de San Nicolás de Hidalgo– presentó los resultados de los avances de investigación respecto de la época colonial, precisó el coordinador del evento, el Dr. Juan Carlos Ruiz Guadalajara, profesor investigador de El COLSAN; quien, además, agregó que estos siglos son complejos y ricos en datos debido a los procesos globales que impactaron la conformación de las culturas americanas.

Apuntó que es importante estudiar esta etapa para entender a las sociedades hispanoamericanas actuales, pues existe una falta de conocimiento y comprensión sobre esos tres siglos de dominación hispánica, los cuales fueron determinantes para la sociedad que se generó a raíz de la conquista europea y que permeó y formó la cultura occidental.

El Dr. Ruiz Guadalajara destacó que además de ser apoyado por El COLSAN y la UASLP, este congreso fue financiado por jóvenes historiadores de licenciatura y de posgrado, así como por investigadores, quienes con el pago de su inscripción costearon los gastos que este evento generó, por lo que se trató de una actividad académica autogestora.

Al referirse a algunas de las conclusiones de este encuentro, el investigador apuntó que sin soslayar la violencia y el despojo a los pueblos originarios, los procesos de conquista en el siglo XVI no corresponden al modelo de una colonia, ya que, por el contrario, se crearon territorios con una articulación económica muy importante.

Precisó que desde el siglo XVI la lógica de la monarquía católica cristiana fue la de integrar todos los territorios descubiertos y conquistados a los reinos de Castilla, y esos territorios conforme se iban cristianizando, urbanizando y organizando dentro de la estructura del poder quedaban integrados en calidad de reinos. Por ello, dijo, están los reinos de la Nueva España y de la Nueva Galicia, sin los cuales no hubiera existido la intención de crear ciudades, catedrales y poderes políticos que tuvieran un derecho de gentes para los pobladores o un derecho de indios para todos aquellos que quisieran aliarse al rey de España y cristianizarse.

Lo anterior quedó asentado por un grupo de historiadores y queda en espera de ser retomado el próximo año en la IV edición del Congreso, que tendrá lugar en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Este evento tiene apertura internacional a fin de abrir esta discusión a toda la América Hispánica y para los investigadores que aborden este periodo, lo anterior con el objetivo de consolidar el proyecto para convertirse en un foro anual.

Anuncios

Participa Colsan en Semana Nacional de Ciencia y Tecnología con la exposición: Dimensiones sociales del agua

La realización de la Semana Nacional de Ciencia y Tecnología (SNCYT) en San Luis Potosí -que por primera vez deja la sede de la Ciudad de México- coloca a la entidad como uno de los principales polos de desarrollo científico del cual El Colegio de San Luis es una parte fundamental, consideró el Presidente de la institución, Dr. David Vázquez Salguero.

Este jueves se inauguró la SNCYT evento que encabezó el Director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Enrique Cabrero Mendoza y el gobernador del estado Juan Manuel Carreras López, luego de la ceremonia de apertura, ambos visitaron el módulo de El Colsan en el que se da cuenta de las diversas disciplinas involucradas en el estudio científico de problemas relacionados con el agua.

Explicó que la exposición Las Dimensiones Sociales del Agua se refiere a los procesos culturales, políticos, económicos, históricos y actuales que se desprenden de las formas de acceso, conflicto, negociación y regulación que la sociedad produce para cubrir sus necesidades hídricas.

SNCYT-2Los científicos sociales de El Colegio de San Luis analizan el fenómeno del agua desde las perspectivas de la historia, literatura, ciencia política, antropología y en especial le dedica un programa académico denominado Agua y Sociedad. David Vázquez reconoció que actualmente hay varios conflictos sociales por el agua, algunos ocasionados por inequidades sociales, por megaproyectos, intereses económicos, entre otros. De ahí la importancia de investigar estos temas con el fin de aportar conocimiento para una distribución equitativa del agua.

El Programa Agua y Sociedad tiene entre sus líneas de investigación: La gestión del agua y conflicto social y Abasto de agua a las ciudades. Entre las temáticas que estudian los científicos sociales de la institución se encuentran: conflictos sociales en torno al agua, políticas hídricas, estudios socioambientales, prácticas sociales frente a riesgos y desastres hidrometeorológicos.

La exposición esta ubicada en el Centro de Convenciones y permanecerá del 5 al 11 de octubre de las 9:00 a las 18:00 horas.

Inició COLSAN el ciclo Caminos y dilemas de la nación con el tema: Transformación democrática y participación ciudadana

La participación ciudadana, la lucha contra la corrupción e impunidad y la reivindicación del ejercicio de la política en México fueron algunos de los aspectos que abordaron los especialistas reunidos en El Colegio de San Luis, en el marco del Ciclo de Conferencias denominado Caminos y Dilemas de la nación, en el que participaron Juan Ramón de la Fuente, José Antonio Crespo, Emilio Álvarez Icaza y Xavier Nava, moderados en el debate por el investigador Tomás Calvillo.

Parte del diagnóstico que mencionó el exrector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, fue que debe volverse nuevamente atractiva para la sociedad su participación en los procesos democráticos, porque no basta que solo un “puñado” de ciudadanos se involucre a través de candidaturas ciudadanas, ni tampoco permitir que la clase política siga apoderada de los procesos electorales.

Para el politólogo José Antonio Crespo, hacen falta más contrapesos y mencionó como elemento esencial de la democracia la rendición de cuentas para combatir la corrupción e impunidad que impide que funcionen las políticas públicas, los programas o el respeto a los derechos humanos.

Por su parte, Emilio Álvarez Icaza consideró que existen tres grandes crisis en el país: una estructural a raíz de que la transición democrática no dio los frutos esperados, pues las prácticas de la clase política no cambiaron y, señaló como ejemplo, lo que llamó la “riqueza explicable” de algunos gobernantes; identificó, además, los problemas de representación y legitimidad de las autoridades provocados por un diálogo con la sociedad mal logrado y, finalmente, mencionó la crisis coyuntural provocada por los recientes desastres naturales que cuestionaron las fuentes de financiamiento de los partidos. Respecto de esto último, comentó que el problema es la fiscalización que se realiza de esos recursos.

Finalmente, Xavier Nava reconoció la urgente necesidad de construir instituciones más sólidas, una mayor participación ciudadana con una sociedad civil más organizada que vaya de la mano con las modificaciones al marco legal para inhibir prácticas de corrupción. Para ejemplificar, se refirió a figuras como la revocación del mandato que permita a los ciudadanos un mayor control en el ejercicio del poder o procesos de parlamento abierto en los congresos.

La Mesa denominada Transformación democrática y participación ciudadana la moderó el investigador Tomás Calvillo Unna, en el marco del Ciclo de Conferencias Caminos y dilemas de la nación, que hoy dio inicio en coordinación con la Universidad Autónoma de San Luis Potosí. La bienvenida institucional estuvo a cargo del presidente de la institución, David Vázquez Salguero.

 

Fernando Alanís Enciso, historiador de El COLSAN, es traducido al inglés

AlanisWP

El doctor Fernando Alanís Enciso, investigador del Programa de Historia de El Colegio de San Luis, se convirtió en el primer miembro de esta comunidad en ser traducido al inglés con la publicación de They Should Stay There. The Story of Mexican Migration and Repatriation During the Great Depression, editado por University of North Carolina Press.

 

Este libro –publicado por El COLSAN, junto con el Colegio de la Frontera Norte en 2007, y cuyo título original es Que se queden allá. El gobierno de México y la repatriación de mexicanos en Estados Unidos (1934-1940)– ofrece un análisis de la política seguida por el presidente Lázaro Cárdenas para la repatriación de mexicanos durante la Gran Depresión estadounidense.

 

En la publicación, el doctor Alanís centra su atención en dos aspectos poco estudiados: el temor oficial a la posibilidad de una repatriación masiva y la oposición a apoyar el retorno de compatriotas. Además, da cuenta de que este retorno de trabajadores fue para la presidencia de ese periodo un asunto de segundo orden, ya que pocos repatriados se beneficiaron del agrarismo y las políticas demográficas del gobierno de Cárdenas.

Libro Alanís 01

La traducción al inglés de esta obra se da en el contexto actual de otra posible repatriación masiva de mexicanos desde Estados Unidos, provocada por las nuevas políticas migratorias impulsadas por el presidente Donald Trump y que contemplan deportaciones masivas y la derogación de programas como el de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) que afecta al grupo de jóvenes conocidos como los Dreamers.

 

La lectura de esta investigación de Fernando Alanís, tanto en español como en inglés, seguramente ofrecerá visos de posibles escenarios ante el reto inminente para el gobierno y la sociedad civil mexicana de incorporar a los repatriados a la vida nacional con todas las implicaciones culturales y económicas que esto pueda acarrear.

 

En otro sentido, la traducción y distribución en Estados Unidos de esta obra editada originalmente por El Colegio de San Luis, posiciona al Centro como una institución generadora de trabajos de investigación sólidos y pertinentes, concretizados en un fondo editorial de reconocido rigor académico y que de a poco gana prestigio en nuestro país y más allá de nuestras fronteras.

Proyecto sobre Seguridad Hídrica, realiza actividades académicas en El Colsan

Conferencia01

 

Una conferencia, un panel de discusión y una salida de campo conformaron el bloque de actividades realizadas en El Colegio de San Luis a cargo del proyecto “Gestión Integrada de los Recursos Hídricos y Seguridad Hídrica. Un análisis desde las experiencia locales”, coordinado por investigadores de El Colsan, del Instituto de Ecología (INECOL) y del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), y que está financiado a través de la convocatoria de “Problemas Nacionales” del CONACYT.

Los eventos iniciaron el 6 de septiembre en la Sala Miguel Caldera con la conferencia “¿Cómo lograr los objetivos del desarrollo sostenible para agua y saneamiento en México?”, a cargo de Manuel Téllez Bugarín, director local de la Comisión Nacional del Agua en San Luis Potosí. La ponencia dio cuenta de los esfuerzos que realiza este organismo federal para fortalecer los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento de los municipios. Además, Téllez Bulgarín agregó que se busca consolidar la participación de la sociedad organizada y de los ciudadanos con el fin de lograr un desarrollo humano sustentable.

El jueves 7 de septiembre, miembros del proyecto realizaron una salida de campo a zonas agrícolas del municipio de Mexquitic de Carmona, cercano a la capital de San Luis Potosí. El grupo estuvo conformado por investigadores, becarios y alumnos de la Maestría en Gestión Sustentable del Agua.

IMG-20170908-WA0003

Para concluir con estas labores, el viernes 8 de septiembre se realizó el panel de discusión “Agua y democracia en México: La seguridad hídrica en tiempos de desigualdad social”, que contó con la participación de Carmen Maganda del INECOL, Edith Kauffer del CIESAS y Francisco Peña de El COLSAN.

Panel

La Dra. Carmen Maganda expuso que existen contradicciones en la legislación sobre al acceso al agua, como concepto y como un derecho humano de la población, debido a que los recursos hídricos se han convertido en un sistema complejo en el que intervienen procesos sociopolíticos y relaciones hegemónicas de mando, creando vulnerabilidades en la igualdad para su distribución.

Por su parte, la Dra. Edith Kauffer, consideró que la seguridad hídrica implica una relación geopolítica de juegos de poder llena de grandes desigualdades. Las poblaciones más pobres son las más susceptibles de sufrir la escasez, los costos y los daños relacionados con la distribución del agua. Consideró necesario promover una justicia hídrica que tome en cuenta la distribución equitativa de los impactos positivos y negativos del agua, y una exigencia de participación ciudadana en la toma de decisiones.

Finalmente, el Dr Francisco Peña, investigador de El COLSAN y coordinador de este evento, consideró que el concepto de Seguridad hídrica, que se refiere a que a la gente no le falte el agua y que ésta sea de calidad, no expresa completamente la realidad de esta problemática porque “no puede haber seguridad hídrica sin justicia hídrica”.

Firma El Colsan convenio de colaboración académica con la Universidad Autónoma de Aguascalientes

El Colegio de San Luis a través de su presidente Dr David Vázquez Salguero y el rector, Francisco Javier Avelar González de la Universidad Autónoma de Aguascalientes firmaron un Convenio de Colaboración con el objetivo de establecer los compromisos de colaboración académica bajo los cuales ambas instituciones desarrollarán actividades académicas, docentes, intercambios de material bibliográfico, vinculación, entre otras.

Entre los aspectos considerados en el convenio se incluyó el favorecer la movilidad de profesores e investigadores para la realización de actividades académicas y de investigación, a través de los programas de Licenciatura y/o posgrado afines, ofrecidos por ambas instituciones; dichas actividades podrán ser realizadas a través de estancias académicas y/o participación en seminarios, cursos, talleres, entre otras.

También se procurará la movilidad de estudiantes de licenciatura y posgrado mediante estancias de formación, investigación y/o prácticas, así como la participación en proyectos de investigación y asesorías de tesis, entre otras y promover actividades de investigación conjunta, con especial énfasis en las relacionadas con los planes de estudios de licenciatura y posgrado.

Se acordó intercambiar material biblio-hemerográfico, información y en general documentación de carácter científico y tecnológico, publicaciones, material audiovisual y facilitar el acceso a bases de datos e información relacionadas con los proyectos conjuntos. El Colegio de San Luis cuenta con una de las bibliotecas más importantes de la región centro-norte del país, es pública, cuenta con más de 86 mil volúmenes y acceso a bases de datos especializadas.

El convenio firmado por las autoridades de ambas instancias académicas incluye implementar programas de vinculación y proyectos de investigación conjuntos; acordar publicaciones de resultados de investigación de interés mutuo y promover direcciones y codirecciones de tesis entre programas de posgrado.

Ambas instituciones pactaron que se proporcionarán las facilidades necesarias en cuanto a equipo, espacios, acceso y uso de su acervo bibliográfico, geográfico y estadístico, laboratorios, aulas, equipo de cómputo, comunicación, infraestructura científica y académica a los docentes y estudiantes para desarrollar su trabajo. El convenio se firmó en Aguascalientes el pasado martes 19 de septiembre.

 

Antropología social y terremotos: nuevas dinámicas de vida individual y colectiva

Las catástrofes quedan en el cuerpo, en la memoria, en los sentimientos, en las emociones, en el lenguaje, en las creencias, en los sueños o la falta de este, así lo dijo el antropólogo, David Madrigal González, investigador de El Colegio de San Luis. Comentó que obedecen a procesos que se expresan en lo que la gente dice y hace o deja de hacer, “después del terremoto las personas dejan de hacer muchas cosas y empiezan a hacer otras”, producen -dijo- “nuevas pautas organizativas y nuevas dinámicas de vida individual y colectiva”

En la escala social, los cambios obligados por una catástrofe también producen formas de solidaridad y de energía colectiva que no siempre son capitalizados por la sociedad civil, pero que siempre tienen un efecto acumulativo en la tarea de enseñar a las nuevas generaciones a indignarse, a actuar y a no quedarse callados sino que tomen un papel activo en lo que concierne al interés público.

Ante la falta de servicios las necesidades y las tareas diarias se ven modificados en sus coreografías, tiempos de duración, frecuencia, uso de objetos, etc. Frente a la falta de techo, los cambios se convierten en estrategias de sobrevivencia. En el cambio de residencia, las calles y lugares se parecen a los anteriores o se busca que parezcan, añadió.

Comentó que la capacidad de respuesta del aparato gubernamental organizado en instituciones se pone a prueba con las catástrofes. El divorcio o la comunión que puede surgir entre el gobierno y la población durante la adversidad o la turbulencia social depende de “su propia historia de matrimonio, con las tensiones y conflictos que este tipo de contrato exige. La observación etnográfica de todos estos aspectos que se desencadenan a partir de las adversidades, son del interés de la antropología social y pueden contribuir mucho a nuestra comprensión del entrelazamiento entre naturaleza y sociedad en los mundos contemporáneos”

Explicó que en los mundos contemporáneos, naturaleza y sociedad están cada vez más entrelazadas. Tal vez los terremotos y otras catástrofes relacionadas con fuerzas superiores a la dimensión humana son el recordatorio más enérgico que tiene la especie sobre dicho entrelazamiento. Pero en la actualidad, sobre todo en las ciudades, predomina un enfoque que se ocupa más del espectáculo de la tragedia, que de nuestra cercanía con el mundo natural. Si bien este enfoque dista mucho de ser universal, más bien es un producto de las sociedades de consumo en masa, se encuentra extendido lo suficiente como para detenernos en algunas preguntas que se nos escapan ante la fascinación de las noticias y los eventos en la pantalla ¿qué ocurre con la gente después de un terremoto?, ¿qué pasa con la sociedad civil? ¿que pasa con las autoridades? ¿qué pasa con las instituciones? y más aún ¿cómo se respondería a estas preguntas desde la antropología social?

“No deja de llamar la atención que cuando vemos las noticias sobre las catástrofes se pide la participación voluntaria de mujeres y hombres médicos, ingenieros estructuristas, psicólogos, entre otros profesionistas, pero no se solicitan antropólogos sociales” y consideró al respecto que “nuevamente se trata de un tema de enfoques que en buena medida constituyen modelos mentales para pensar las cosas”. La antropología social se encarga del estudio etnográfico de las formas de organización de los humanos viviendo en comunidad (familia, vecindad, colonia, tribu, colectivo, equipo, grupo, etc). Las catástrofes rompen aparentemente con la organización social de las personas pero también producen nuevas pautas organizativas y nuevas dinámicas de vida individual y colectiva. Mucho de ello tiene que ver con el dolor, con la angustia, con el coraje, con la impotencia, con el conflicto interno que deja la pérdida, la muerte, el caos, la desesperanza, el concepto de resiliencia no alcanza para dar cuenta de éstos rincones humanos, pues lo humano, no regresa a su estado original igual que lo hace un tornillo o un clavo después de dilatarse.