El Colegio de San Luis participará en Noche Europea de Investigadores en Bélgica

Captura de pantalla 2018-09-19 a las 12.18.07.png

La Noche Europea de Investigadores es una actividad de cultura científica organizada el último viernes de septiembre en diferentes ciudades de Europa, y el 28 de septiembre se presentará un proyecto impulsado por El Colegio de San Luis y otras instituciones como la Universidad de Lieja de Bélgica.

CHILDHERIT es el nombre del proyecto en el que participan investigadores de diversas partes del mundo y que se presentará en la Noche de investigadores. “El Patrimonio … ¡y los niños primero!” es una actividad presentada por investigadores en Antropología de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Lieja en la llamada “noche de investigadores”.

Por parte de El Colegio de San Luis, participa en este proyecto la investigadora Neyra Alvarado y de acuerdo a lo que se publica en el sitio web del proyecto se explica que “En el transcurso de algunas décadas, el interés de la sociedad civil, los medios y las políticas públicas ha aumentado constantemente, pero de manera desarticulada, tanto para los patrimonios como para la infancia y los niños (…) ChildHerit apunta a mostrar que, lejos de ser dominios separados herencia, infancia y desarrollo deben pensarse juntos en una perspectiva antropológica, histórica y comparativa. 

Esta actividad invita a descubrir la profesión y los estudios en antropología, para salir de las definiciones habituales de patrimonio, intercambiar, compartir y recopilar sobre el patrimonio y los fenómenos de patrimonialización (desde el trabajo de campo hecho en México, hasta Togo, Bélgica, etcétera), centrándose en los niños y la infancia.

Neyra Alvarado es Doctora en Etnología por la Universidad de París, X, Nanterre. Profesora invitada en diversos centros de investigación tanto nacionales como internacionales. Especialista en el movimiento de las poblaciones del norte de México, de los sistemas rituales, de la oralidad, la temporalidad, la infancia y el entretenimiento, las representaciones del cuerpo, los peregrinajes de los mexicaneros (nahuas) de la Sierra Madre Occidental, los pápagos de Sonora, las culturas del desierto, el altiplano potosino y los gitanos (ludar) del norte de México.

Encabeza también el proyecto el investigador Charles-Édouard de Suremain quien es doctor en etnología (1994, Université François Rabelais, Tours) e investigador de tiempo completo del IRD (Instituto de Investigación para el Desarrollo). Es miembro de la UMR 208 ‘Patrimonios Locales’ en el Museo Nacional de Historia Natural (París, Francia).

Este 2018, los investigadores de la Universidad de Lieja estarán el próximo viernes 28 de septiembre en en la galería comercial Médiacité y ofrecerán actividades desde las 17:00 horas, por lo que esperan la presencia de adultos, niños y jóvenes. El programa incluye actividades interactivas, presentación de las profesiones de los investigadores, demostraciones, entre otras actividades.

En Bélgica, los investigadores se acercarán a lugares públicos (centros comerciales, estaciones de tren, etcétera) para conocer, dialogar y presentar sus investigaciones al público en general, en un ambiente amistoso y relajado.

Anuncios

Dra. Horacia Fajardo Santana (Guadalajara, 1957- 2018).

25 jun - Horacia_Homenaje_ok2.jpg

Por: Mauricio Guzmán.

No fue una autora prolífica, Dar de comer a los dioses (2007), su único libro, sin embargo, deja una huella indeleble dentro de la literatura especializada sobre la cultura wixárika (huichola). En este caso sus coordenadas, un tanto distantes de las preocupaciones etnológicas, revisten importancia a la luz de la reflexión sobre la vida cotidiana, las controversias y estrategias que hacen de la reproducción cultural un asunto en constante negociación hacia dentro y hacia fuera de los límites comunitarios.

En sus otros textos publicados en revistas, ponencias y memorias de congresos encontramos la insistencia en varios temas asociados al desarrollo. Básicamente cuestiones relacionadas al proceso salud enfermedad, como lo son: el cáncer cérvico uterino, el papel de los promotores sociales de salud, la interacción entre médico tradicionales y los especialistas biomédicos y de manera enfática, en los últimos años, el envejecimiento como un problema de política pública.

La formación de su pensamiento se vincula primeramente a la obra de Marx, esto ha sido confirmado por su paso juvenil en grupos alentados por el trabajo misional de la teología de la liberación en Guadalajara en la década de 1980. Pero como médica interesada en la resolución de problemas prácticos el mayor influjo de sus escritos viene a partir de la perspectiva orientada del actor que aprende durante su formación como estudiante de maestría, primero, y luego de doctorado en la Universidad de Wageningen, bajo tutela directa del Dr. Norman Long. Testimonio de ello es su trabajo como traductora de Sociología del Desarrollo, la versión castellana mejor lograda de la obra de este antropólogo inglés radicado en Holanda, coeditada por el Colsan y el Ciesas en el 2007, edición actualmente agotada.

Nos consta y sus publicaciones no van a desmentirnos, que Horacia Fajardo fue una lectora atenta de la obra de Merleau-Ponty, de Michael Foucault y que entre sus autores preferidos dedicados a la antropología médica se encontraba Thomas Csordas. Podemos, entonces hacer referencia a ciertas claves de su formación intelectual: era una pragmática idealista, que incentivaba entre sus alumnos la buena observación-descripción como primer antídoto para combatir el teoricismo, es decir, el exceso, la especulación teórica sin bases empíricas sólidas. Memorable sus escritos que aluden los temas de la interculturalidad en la práctica médica; la conversión religiosa en el caso de los huicholes evangelistas (Fajardo, 2014) y su análisis sobre el caso de los niños lobo en el albergue comunitario de una comunidad wixárika (Fajardo, 2010). En el tono de lo que pudo haber sido, nos quedamos en la espera de un segundo libro que recogiera su experiencia y trabajo sensible y empático con especialistas rituales de la huasteca potosina. Esperamos que en un momento se puedan recuperar sus apuntes para un publicación póstuma; por lo pronto esperamos la próxima aparición del libro “Forcejeos y resistencias: aportaciones sobre antropología médica y e cuerpo en las investigaciones de posgrado”, obra que coordinó con su ex alumna Mónica Luna Blanco y que se será coeditada por el Colsan y el Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica (CESMECA).

Continúa el Seminario Sistemas Agrarios, Propiedad y Trabajo 2018

El Colegio de San Luis, a través del programa de Estudios Antropológicos, realiza el Seminario Permanente Sistemas Agrarios, Propiedad y Trabajo 2018, el cual, en sus dos últimas sesiones, presentó las ponencias: Innovación inclusiva y sector agrícola mexicano: el caso de dos grupos de productores en México, a cargo de la Dra. Marcela Amaro Rosales, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM; y La diversidad en el desierto. Ambiente, paisaje, demografía y territorio en el Altiplano Potosino, del Dr. Gerardo Hernández Cendejas, investigador de la Escuela Nacional de Estudios Superiores de la UNAM, campus Morelia.

Amaro Rosales precisó que el concepto de innovación inclusiva es una alternativa para analizar la innovación desde una perspectiva, tanto de los estudios de la innovación como del desarrollo. Es importante puntualizar, dijo, en qué contextos es relevante la innovación y si ésta sólo se aboca a los resultados.

Consideró la investigadora que pocas veces se reflexiona sobre el impacto social y las características particulares a las cuales se enfrentan grupos o comunidades agrícolas a fin de participar, adoptar, adaptar y desarrollar innovaciones.

En la propuesta de análisis cualitativo de este proyecto, aplicado al grupo de productores cafetaleros veracruzanos, se identificó que la innovación es un proceso inclusivo que tiene incidencia real en las labores productivas, ambientales y sociales con impactos en el tejido social.

Agregó que la innovación permite solucionar problemas de diversa índole, por tanto, la innovación inclusiva se convierte en un mecanismo que permite cohesionar a la comunidad, siendo un mecanismo útil para superar adversidades.

Por su parte, el Dr. Hernández asentó que el Altiplano Potosino forma parte del Gran Desierto Chihuahuense, caracterizándolo como un territorio que por sus características geográficas y su clima semi-árido imponen actividades de subsistencia entre sus pobladores rurales: como son el pastoreo trashumante, la agricultura de temporal y la recolección.

Finalmente, según su hipótesis, la formación de ejidos con formas irregulares obedece a una estrategia para tener acceso a diversos tipos de recursos (agua, pie de monte para el ganado caprino, tierras de matorral, etc.). A pesar de la heterogeneidad del Altiplano, precisó, se pueden observar en diversos ejidos elementos que unifican la ganadería como principal actividad productiva y su permanencia como parte de un proceso histórico.